miércoles, 5 de agosto de 2009

Anillos de los Gemelos Fantásticos, ¡Actívense!

Más allá de lo heráldico del título, no voy a hablar de los Gemelos Fantásticos, un par de seres que tenían muy pero muy poco de útiles, tal y como reflexiona M. en su post Pensamientos en voz alta (II), y que corresponderían mejor en una categoría aparte junto a creaciones previas tales como Superhéroe (Que Nunca Te Salvaría La Vida). Pero sí voy a hablar de anillos, en particular de aquellos que son totalmente invisibles a la mayoría de los hombres: los anillos de casamiento y compromiso. Por lo tanto, invito a los fanáticos de los comics o de Tolkien a no desilusionarse, esto no es la Comic-Con ni nada que se le parezca.

1345426178_87e8dfad6d
Por si no lo notaron, en el triángulo del pecho del personaje
de la izquierda, se puede apreciar la sombra proyectada
de un pene. Debería darles vergüenza.


El domingo por la tarde fuimos con mi esposa a la expo Star Wars en el Centro Cultural Recoleta. Luego de insultar al de la boletería por intentar asaltarme a mano armada cobrándome $35 por persona para ver un montón de muñequitos y estar rodeado de freakies, decidí hacer algo más interesante, tarea que declinó en hacer cola para la exposición contigua, la PUMA Urban Art. Esta no solo era gratuita, mucho más interesante, musicalizada excelentemente con hip-hop bien yankee y plagada de cosas buenísimas para ver, sino que además unas atentas promotoras nos dieron bebidas alcohólicas gratis. Por un nanosegundo me sentí mal por los freakies de la expo ubicada tras las paredes, pero al nanosegundo siguiente me dieron ganas de tirarles la bandeja del almuerzo al piso y aplastarles una lata en la cabeza como corresponde.

comic_con
“Ahora vas a conocer al verdadero Negro Vader”
Son tan idiotas como para dejarse molestar por sus ídolos. ¿Porque no puedo hacerlo yo?


Luego de recorrer la PUMA Urban Art un rato, me detuve un momento a explorar con la vista unos creativos dibujos de lo que supongo era un gato durmiendo la siesta pero que podría haber sido cualquier otra cosa. Al notar la ausencia de mi mujer a mis espaldas, me doy vuelta para buscarla y ya emprender el regreso a casa, cuando me encuentro con un cuadro un tanto inesperado: uno de los asistentes de la exposición se estaba tratando de chamuyar a mi esposa. Por el aspecto de freakie que tenía, supuse que se había confundido de puerta o no tenía solvencia para pagar la astronómica cifra que costaba la entrada. Me acerqué entonces, tomé a mi mujer del hombro y tras un “Vamos” bastante seco procedí a quitarla de la compañía de este sujeto a quien miré fijamente a los ojos con el más severo de los rictus faciales y una ligera expresión de “Feeling lucky, punk?”. Cabe aclarar que soy un tipo corpulento y tiendo a peinarme hacia atrás como un mafioso italoamericano, así que tengo la certeza que de haber estado vestido de traje ese sujeto se hubiera orinado encima.

Robert-De-Niro-Goodfellas
Pareces un buen muchacho… ¿Porqué me haces esto?
Odiaría tener que provocar que te ocurra un accidente


La cosa no pasó de ahí, pero pude observar algo interesantísimo. Eso que las mujeres pueden percibir a kilómetros de distancia para nosotros es totalmente invisible. Eso que ellas buscan desesperadamente en la mano izquierda como marca de pertenencia a otra persona, es algo que los hombres ni nos molestamos en buscar. Claro, suena lógico, estamos mucho más concentrados en ojos, escote y glúteos que en la mano izquierda. Es más, estoy seguro que muchos en este mismo momento están tratando de recordar si la chica que conocieron el sábado tenía manos o pies. Simplemente no nos importa.

Una parejita que lleva de novios una semana se encuentra en un bar un viernes por la noche
- ¡Hola bichi! ¿Como te va? ¿Te gusta mi garfio nuevo?

¿Garfio? ¿WTF?
- ¿Que garfio? ¿De que me estás hablando?
- ¡Ay, que tontito! Si te conté que tenía un garfio en la mano izquierda, te lo mostré el viernes cuando nos conocimos… bueno, me lo cambiaron, ahora me pusieron uno nuevo que me combina mejor con la ropa.
El muchacho obviamente no recuerda tal deformidad, estaba muy concentrado en el generoso escote de la susodicha.
- Ahh…. si…. el garfio… si…
Relojeando una vez más el escote, el muchacho analiza como salir de este asunto cuanto antes. Pero antes, llama a un amigo.
- Hoooola cabeza, ¿Qué  hacés, todo bien?
- ¡¡¡Boludo, estoy saliendo con una minita que tiene un garfio en la mano!!!

Esta situación ilustra perfectamente el grado de atención que tenemos los hombres hacia las manos y anillos de las damas a quienes planeamos encararnos, lo que naturalmente lleva a muchos más problemas de los que estábamos buscando. No es que seamos una bola de sujetos desagradables que nos encanta andar por la vida arruinando matrimonios ajenos. Simplemente no nos damos cuenta.

pirata-female-gancho
A mi me demoró cerca de 45 minutos darme cuenta de que tenía un garfio, pero porque lo estaba buscando. Caso contrario, hubiera pasado totalmente desapercibido.

8 comentarios:

DCody región4 dijo...

jajaja, no sé si sea un asunto regional, pero eso del anillo más bien lo he visto wen series gringas. Yo jamás me fijo en eso del anillo, quizá cuando tenga 30 años lo haré. Por lo regular, acá (en México) es raro encontrar gente de menos de 30 años, casada.
Saludos!!

Fernando Sydor dijo...

SISI, nuevamente un post más de esos que me hacen cagar de risa!!! Muy bueno!!!

Fernando Sydor dijo...

Se me olvido recordarte que por más corpulento que seas, yo estoy aprendiendo a pegar, romper y quebrar huesos, asi que desde ya te advierto que el día que dejes de escribir más vale que sea porque pasaste a mejor vida, sino te busco y te peino para adentro!... Abrazo! jajaja

fians4k dijo...

Y si, pretender que me mantuviese serio y profesional durante un período de tiempo prolongado era totalmente ridículo!!!

Ana No Duerme!! dijo...

che a veer... que pene mas raro!!! je... perdon me detuve ahi... pero las fotos esas freaks son buenisimas! jajaja.. la esposa de sofo dice que sale con un pirata. ay q mala mina

fians4k dijo...

Primera vez que me ofrecern una engominada para adentro en el blog. Muchas gracias a todos los fans!

Etereo Desliz dijo...

jajajajaj!!!!! Vos también, cómo se te ocurre ie a una expo de star wars? a quién pensabas encontrarte, a la reencarnación de borges ahi?
Lo del garfio me lo re imaginé porque bien podría ser una situación cotidiana si las mancas usaran garfio en vez de prótesis (calculo que como Scioli no tiene escote su mujer se habrá dado cuenta de "antemano" je)

alelé dijo...

tenes que ponerte un garfio...
ja, si lo hubieses viste antes... lo hubieses apurado?

Blog Widget by LinkWithin