sábado, 16 de agosto de 2008

Realidades Vs. Supuestas Realidades

Muchas veces la realidad que estamos observando, no es la realidad. Muchas veces lo que nuestros ojos, oidos, manos, tentáculos o nalgas sienten nos hacen recrear imágenes, sensaciones o incluso entornos completos que no se parecen en nada a lo que esta sucediendo en la realidad.


Veamos el siguiente ejemplo práctico: sábado por la noche, uno comienza a sentir hambre cuando la frase mágica "Vamos a comer a McDonalds" se dibuja en nuestra mente y papilas gustativas. Comienzan momentos de excesiva salivación, producto de saborear por adelantado el manjar imperialista. Claro, cuando uno piensa en "McDonalds", la imágen mental proyecta lo que uno vió en afiches, propagandas de televisión o en los mismos carteles con los precios y promociones presentas en el local de expendio. Lamentablemente, la realidad es otra:



Izquierda: imágen mental de la hamburguesa antes de comprarla.
Derecha: hamburguesa real, que no parece tan sabrosa como la de la foto anterior (pero que sigue siendo mejor que las hechas en casa).



Afortunadamente no es gran problema, dado que de todas formas terminamos comiendo la hamburguesa. Pero hay situaciones en las cuales la percepción alterada de la realidad se pone peligrosa, y estoy aquí hablando del efecto denominado Beer Goggles, que actúa de la siguiente forma:
  1. Uno entra a un bar/boliche/bar-mitzva totalmente sobrio. No solamente uno está aburrido sinó que además todas las mujeres parecen feas.
  2. De puro aburrimiento uno empieza a beber desenfranadamente y a robarse las pilas de todos los control remoto a la vista.
  3. Luego de unos tragos, las mujeres empiezan a parecer más lindas y el ambiente más cálido (esto último dado que nadie puede prender el aire acondicionado, algún bastardo se robó las pilas).
  4. Finalmente uno elige algún espécimen femenino con quien retirarse a casa/hotel/mini-golfito, con la intención de tener relaciones sexuales.
  5. El amanecer nos sorprende sin recuerdos de lo sucedido y con una mujer relativamente deforme (ojo más... ojo menos...) a nuestro lado.


¿Así que tomaste unas copas de más y tenes planeado encararte la rubia de la izquierda? Estas advertido: por la mañana se verá como el Mariano Grondona de la derecha.


Resumiento, el supuesto efecto Beer Goggles nos hace ver a las mujeres más lindas de lo que realmente son, facilitando el acto sexual con personas menos favorecidas por la genética.


Efecto Beer Goggles en acción. Definitivamente esta noche no voy a pegar un ojo con esas lonjas grabadas en la retina.


Afortunadamente estamos en pleno siglo XXI, y la ciencia siempre acude a nuestra ayuda, aunque lamentablemente no en la forma que estabamos esperando (con pastillas que convierten a todas las mujeres automáticamente en Megan Fox), sinó en el tradicional método científico de enfatizar lo obvio demostrandoló con métodos sofisticados.

Según el artículo "Beer Goggles are real - it's official", fué posible demostrar lo siguiente:
  • El efecto es real, las personas con altos niveles de alcohol si perciben a las otras persona más lindas
  • Los bebedores regulares pueden tener ese efecto en forma permanente
  • Funciona para ambos sexos.
Naturalmente, el método de prueba no está explicado por lo que se deduce que no ha sido con total rigor científico, o quizás incluso con ligeras desviaciones de los patrones de demostración estandar. Es decir, así:


Científico ebrio: -Hola flaquita... como te (hic!) llamás...?
Científico sobrio 1: -Definitivamente el efecto es real. Traé al borrachín y hacele un café, demos esto por terminado.
Científico sobrio 2: -Esperá... vamos a ver que hace con ese esqueleto...
(horas más tarde...)
Científico sobrio 1 (al teléfono): -¿911? Tenemos un problema de abotonamiento con un esqueleto de laboratorio...
Científico sobrio 2: -Eso fué lo más enfermo que vi en toda mi vida


¡Así que ahora ya saben, el efecto es muy real, tengan cuidado al beber y tratar de conseguir chicas simultáneamente! Pero mientras... a brindar se ha dicho!!

Roberto Carlos y Jimmi Hendrix brindando a favor de los efectos del alcohol.

1 comentario:

ámbar dijo...

lo de las hamburguesas es muy real
me decepciona cuando abro el paketito

Blog Widget by LinkWithin